Crítica al nuevo plan de Ing. Informática

Published on noviembre 14th, 2011

Espejitos de colores por oro

El miércoles 9/11 fue llevada a la comisión de enseñanza el nuevo plan de Ingeniería en Informática, lo que quiere decir que el plan está listo para ser aprobado en el Consejo Directivo. El nuevo plan fue hecho, como de costumbre, a las apuradas y con el único objetivo de acreditar a la CONEAU.

Acreditar a la CONEAU implica la inclusión de las Prácticas Profesionales Supervisadas(PPS), que son pasantías obligatorias en empresas privadas, no necesariamente remuneradas y/o formativas, necesarias para poder recibirse, enfocadas en el cumplimiento de una cantidad de horas de trabajo (200 horas) y no en la verificación y la búsqueda de la puesta en práctica de lo aprendido durante la carrera. La inclusión de la CONEAU a su vez conlleva ciertos lineamientos para todos los planes que se acrediten, los cuales se pueden ver reflejados en la propuesta de plan de Informática.

Barriendo la mugre bajo la alfombra…

Es una realidad que el plan actual (‘86) tiene gravísimos problemas. Las correlativas son arbitrarias. La orientación de Producción está llena de “docentes” que se preocupan más por lo que les aporta la materia a su CV que lo que le aportan a los estudiantes y a la carrera. Lamentablemente uno de ellos fue despedido recientemente por plagiar papers. Era uno de los docentes que hacen combos de materias: cursar una materia y al final de cuatrimestre tener dos materias aprobadas. Sistemas Distribuidos tiene una gran deserción por la presencia de una profesora que se ocupa de “distribuir” alumnos de su orientación a las otras dos (los recibidos de esta orientación se pueden contar con algunos dedos).

Las “soluciones” que brinda la nueva propuesta del plan son, en muchos casos, superficiales, y en la mayoría, inexistentes. Veamos que dice la propuesta del plan:

“Eliminación de las Orientaciones: no se justifica el mantenimiento de las orientaciones por no haber reconocimiento oficial en el título de la especialización inherente”
En realidad ocultan el problema real de las orientaciones, comentadas más arriba. Su solución consiste en sacarse el problema de encima, en vez de reestructurar las materias y los profesores de cada orientación para que las mismas sean provechosas. Acá podemos ver claramente un lineamiento de la CONEAU, en lo que se refiere a la quita de especialización de las carreras.

“La inexistencia de orientaciones da más flexibilidad al plan para que los alumnos elijan por sí mismos las materias electivas de su interés.”
La afirmación anterior es falsa, dado que el pase de materias anteriormente optativas a obligatorias, sumado a la quita de créditos, tiene como saldo que se pasa de tener de 34 créditos para optativas en el plan ‘86 a 28 en el plan ‘11.

“Eliminación de los Talleres de Programación: en el plan anterior se habían concebido para que
los estudiantes ejerciten e integren los contenidos de asignaturas previas pero, en la práctica,
se desnaturalizó ese objetivo, convirtiéndose esos talleres en asignaturas como las demás, en
las que se impartían nuevos conocimientos y se tomaban evaluaciones.”
Acá se ve una vez más la aplicación de la política “barrer la mugre bajo la alfombra”. Como no son capaces de hacer que los docentes de las materias de Taller de Programación (particularmente Taller de Programación I) ayuden al estudiante a poner en práctica lo que aprendió en materias anteriores, optan por pasar la materia a optativa, relegando el complemento práctico impresindible para la formación de un Ingeniero.

No solo no han tomado el trabajo de arreglar las deficiencias del plan anterior, lo cual se evidencia aún más patéticamente en la existencia de materias optativas en el nuevo plan que no se dan hace años, sino que además han hecho cosas como agregar la materia Inteligencia Artificial, conocida por ser una de las materias peor dadas de la facultad, han movido la materia Algoritmos y Programación III del quinto al octavo cuatrimestre, siendo esta última una materia fundamental para poder insertarte en el mundo laboral, no han reestructurado la materia Sistemas Operativos, que debería ser de las materias más importantes de la carrera y hoy es cuanto mucho una materia más, etc…

Estos son algunos de los ejemplos que evidencian el nulo interés por parte de las autoridades en resolver los problemas existentes en el anterior plan. En este escueto volante no buscamos mostrar todas las deficiencias del anterior plan, y los “intentos” de soluciones, sino la política de las autoridades, que consiste en vendernos un plan hecho de espejitos de colores como si estuviese hecho de oro.

Solo con la participación activa de estudiantado podemos torcerle el brazo a las autoridades, para que no nos impongan este plan hecho a las apuradas, y con el único objetivo de acreditar a la CONEAU.

Convocamos a la asamblea del Martes 15 de Noviembre para dedidir entre todos que medidas tomar ante esta situación.

¡Por planes de estudio debatidos democráticamente entre toda la comunidad educativa! ¡NO a la CONEAU!

Responder

Escribe tu comentario sobre la nota.