Introducción al balance público del primer año del FeL Argentina

Published on marzo 2nd, 2012

Durante el primer año de existencia de la organización, nos hemos encontrado con diferentes situaciones que han generado discusiones respecto de como construir una tendencia estudiantil libertaria a nivel nacional. A partir de estas discusiones particulares, el Frente de Estudiantes Libertarios ha podido avanzar en sus acuerdos políticos más generales. Acuerdos como la auto-disciplina, la organicidad, la definición del perfil militante que buscamos construir, empezaron a tomar forma y a hacerse carne a partir de las discusiones y la práctica común de los compañeros y compañeras. De esta manera hemos logrado elevar de forma estructural la experiencia de la organización. Nuestra militancia cotidiana nos obligó a sumergirnos en el barro de la realidad. Es en este barro que nos hemos percatado de que si bien siempre buscamos construir herramientas nuevas para los problemas de nuestra coyuntura particular, muchas veces no hemos podido dejar atrás, a pesar de nuestra voluntad, las formulas abstractas y las interpretaciones idealistas de los clásicos. En muchos casos nuestra falta de experiencia y nuestro propio idealismo ha sido la traba para poder pegar el salto necesario para asentar la construcción de una tendencia libertaria en la región de Argentina.

La humilde maduración que hemos hecho ha implicado dejar atrás las posiciones sobreideologizadas que hemos mantenido sobre lo que es y debe ser la praxis libertaria. En el transcurso de dicho proceso reconocimos muchos errores en como hemos entendido la militancia. Durante mucho tiempo caímos en una forma errada de funcionamiento interno, que muchas veces no nos permitió tener incidencia en la realidad, y que además ha sido una traba para realizar una acumulación interna y progresiva de nuestra experiencia. Este problema se complejizó aún más cuando empezamos a tolerar, sin darnos cuenta, una visión idealista y liberal de la democracia interna. En muchos casos, a veces consciente y otras inconscientemente, ocultamos las diferencias de perfil, madurez y experiencia de los compañeros, creyendo que con esto se solucionaban las diferencias.

Dichos problemas se agrandaron en mayor medida por tener una política de ingresos que no respeta lo estrictamente programático de la organización, sumando casi que por el mero mote de ser “anarquista” - palabra que hoy en día no dice demasiado para la totalidad de los compañeros con los que discutimos en nuestros espacios de base -, y no por compartir una práctica real ante un espacio de masas y una estrategia de construcción común. De allí que todos estos problemas se traducían en una concepción de la organicidad que muchas veces toleraba la militancia como una pose y no como una práctica revolucionaria, o la falta repetida de acuerdos concretos hacia la organización, cuando la organicidad debería ser una dedicación, compromiso y continuidad hacia el proyecto de clase de los libertarios (independientemente del grado de horas que se le dedique a esta actividad). En retrospectiva, reconocemos estos errores que hemos cometido, para así poder modificarlos, y luego de balancear estos elementos como negativos para el desarrollo de nuestra organización, el FeL ha decidido priorizar más las cuestiones políticas y programáticas que las ideológicas.

Este camino, por el que ha optado el FeL, produjo diferencias con algunos valiosos compañeros y por ende  llevó a que nuestro camino se bifurque del de ellos. Sin embargo, las diferencias y el alejamiento político no implican para nosotros ningún tipo de sectarismo, y a pesar de que estos compañeros ya no forman parte de nuestra organización, seguiremos encontrándonos codo a codo en las luchas sociales que se desarrollen de aquí en adelante.

Más allá de los errores que fueron cometidos, es necesario nombrar los pequeños avances que hemos dado. Estos avances nos permiten creer que los errores que cometimos son solo tropiezos temporales de los cuales podremos levantarnos. En este sentido, vale la pena mencionar una de las experiencias más interesantes de este año: la participación en la construcción de frentes políticos con organizaciones ajenas a nuestra corriente. En este proceso hemos podido desarrollar propuestas sobre como armar frentes políticos con otras organizaciones (1) y sobre como transformar los centros de estudiantes (2) para salir a luchar, que superan el mero consignismo común de la izquierda y especialmente de la militancia estudiantil. En paralelo, hemos podido contactarnos y mantener discusiones con compañeros de diferentes regiones de la Argentina. Haber conocido las ricas experiencias de compañeros de Mar del Plata, de Córdoba, de Entre Rios y, recientemente, de la Plata, nos ha permitido comprender que no somos los únicos libertarios que construimos en el ámbito estudiantil, lejos estamos de ser los primeros, que nos enfrentamos a los desafios y problemas que aparecen cuando se apuesta a hacer de las ideas libertarias un instrumento de masas. La experiencia adquirida discutiendo con estos compañeros, obviamente, también ha sido más que formativa para nosotros, y creemos que también lo ha sido para estos compañeros. Esperamos, a la brevedad, poder pasar de la discusión, a una coordinación más orgánica con estos compañeros, para avanzar así hacia la construcción de un polo libertario en lo estudiantil a nivel nacional. Por último vale agregar, que esta construcción no puede hacerse sin conocer la experiencia de compañeros que militan en otros ámbitos como el sindical y el territorial.

Consideramos que la maduración que ha realizado nuestro espacio apunta a poder generar las herramientas que posibiliten la creación de un polo libertario con hambre de alcanzar una verdadera masividad. Dichos avances nos permitirán desarrollar nuestra organización con mucha mayor solidez y claridad (solucionando problemas que no nos permitían continuar adelante), para así poder masificar nuestra propuesta de militancia. Teniendo como norte el comunismo libertario nuestra organización se encuentra en un momento de transición, a partir del cual buscaremos dar un salto hacia adelante para así poder aportar, desde nuestro lugar particular, a las luchas de la clase obrera.

Marzo 2012,

Frente de Estudiantes Libertarios

(1) El Programa del FeL: Centros de Estudiantes - http://www.fel-arg.org/2011/09/07/el-programa-del-fel-centros-de-estudiantes/
(2) Funcionamiento interno de los frentes conformados por el FeL - http://www.fel-arg.org/2011/08/24/propuesta-de-funcionamiento-interno-de-los-frentes-electorales-conformados-por-el-fel/

  • Fel

    juas contate una mejor, por qué no dicen que fue una expulsion hiper encubierta, que en nombre de ROMPEMOS con el FEL, pero nos quedamos con el nombre, porque quedarse con el nombre no es romper, sino EXPULSAR.

  • Chupameunhuevoanarco

    ehhhh anarcos troscossssss van con los troscos de la norberto blanco en la facultad troscos troscos

    PV

  • etapa superior del boludismo

    eso no es una ruptura, diganle a su CC que son unos chantas