Respuesta al comunicado difamatorio sobre el FEL Argentina

Published on mayo 16th, 2012

A raíz de un nuevo comunicado -en un tono más agresivo que el anterior- que se ha difundido sobre nuestra organización, hemos decidido responder una vez más en función de esclarecer la situación. Dada la magnitud de las acusaciones en nuestra contra, en las próximas líneas vamos a dejar en claro que ninguno de los hechos violentos que se nos adjudican son ciertos. Negamos categóricamente que haya habido golpizas, que haya habido heridos, o que se haya “secuestrado” a militantes. Antes de pasar a responder, también nos interesa aclarar que consideramos que muchos de los compañeros que dirigen a nosotros este comunicado son compañeros valiosos que aportan a la construcción del movimiento estudiantil, más allá de la visión que ellos tengan de nosotros. Por lo tanto, intentaremos ser lo más respetuosos para con sus dichos y hechos, aunque obviamente no los compartimos en ningún nivel.

 Sobre el comunicado

Más allá de los hechos, hay cuestiones del comunicado que nos parecen sumamente llamativas. Por ejemplo, plantean que robamos un chip de celular de un compañero y que dijimos en tono policial “Esta es información nuestra ahora”. ¿Qué compañero nos ha escuchado hablar así? ¿Por qué iríamos a robar un chip de celular? También dicen que “luego de varias negociaciones, el compañero fue liberado”.  ¿Qué negociación? ¿En base a qué se dio? ¿Por qué terminamos cediendo? Y si de alguna forma hubiésemos golpeado a dos militantes ¿cómo puede ser que no haya habido heridos? ¿Cómo se explica que golpeamos a alguien, y en paralelo que hubiese gente presente que no intercedió y salió lastimada? “Afortunadamente, logramos rescatarlo prontamente y la situación no pasó a mayores” ¿Cómo lograron rescatarlo sin que haya pasado a mayores si nosotros lo teníamos “secuestrado” y no teníamos intención de liberarlo? ¿Cómo se puede explicar que supuestamente 30 militantes golpearon a alguien y no hay ningún herido, lastimado o golpeado? Finalmente, se afirma que somos “un verdadero grupo de tareas infiltrado en el movimiento estudiantil”. Creemos que los compañeros no tienen en cuenta la gravedad de la acusación lanzada. Esperamos tener razón al creer que los compañeros mezclan un poco de desorientación política y otro tanto de resentimiento para llegar a este tipo de conclusiones, en caso contrario todas las fuerzas de izquierda deberian emplear todos sus esfuerzos para destruirnos.

 De victimarios a víctimas

El sábado 28 de abril nuestra organización sufrió el robo de un armario (se llevaron en un flete todo el mueble) de la sede Constitución de la facultad de Sociales de la UBA, incluido todo su contenido: cientos de afiches, miles de volantes, pintura, herramientas, libros y nuestras revistas Comunismo Libertario. Ante este hecho, nos comunicamos con Bandera Negra (BN), ya que los no-docentes de la sede de Constitución de Sociales nos confirmaron que había sido un compañero de esta organización. Los compañeros de BN nos respondieron que el robo del armario había sido una decisión de ellos y no un acto individual de alguno de sus miembros. La justificación de la apropiación del armario reside en que ellos consideran que la división de bienes en la ruptura no fue justa, nosotros consideramos en cambio que sí. La argumentación de una u otra posición implica un grado mínimo de discusión que no tiene sentido dar por este medio. Ahora bien, lo objetivamente preocupante es que se hayan apropiado de materiales ajenos y nuevos producidos por el FEL, como las revistas, volantes y afiches. Obviamente no les sirven de nada ya que no pueden ni los van a militar. Actuaron conscientemente con el fin explícito de perjudicar al FEL y entorpecer nuestra militancia cotidiana.

 Evaluamos la posibilidad de sacar un comunicado. Sin embargo, nos parece que este tipo de cuestiones son irrelevantes para la mayoría del movimiento estudiantil (ver punto siguiente) y que aportan a la ridiculización de la izquierda. Además, esto no iba a resolver nada, y por último consideramos, ingenuamente, que este accionar no se repetiría. Por todo eso decidimos dejar pasar esta primer apropiación.  Lamentablemente, el viernes 11 de mayo, el FEL fue nuevamente objeto del robo de decenas de libros, centenas de volantes y afiches en un armario de la sede MT de la facultad de Sociales. En FADU, se apropiaron de una mesa y le pintaron encima el nombre y logo de BN. En esta misma facultad, y en Filosofía y Letras, también arrancaron los carteles del FEL, reemplazándolos por sus carteles. El costo total de todas los materiales apropiados es de entre 2 mil y 3 mil pesos. Lo más preocupante no es la cuestión monetaria, sino los inconvenientes para la militancia diaria.

 Ante estos hechos que mostraban una voluntad infantil de perjudicar al FEL decidimos reunirnos en la sede MT de la facultad de Sociales para decidir qué hacer. Teniendo en cuenta el antecedente del robo anterior, llamamos a militantes de BN y obtuvimos respuestas variadas, desde la falta de interés o evasivas hasta el reconocimiento del robo asumiendo todas sus consecuencias. En ese momento, nos encontramos con un militante de BN en el estacionamiento de la facultad. Nos acercamos a él para que nos dijera si los robos de este viernes habían sido decisión de su organización y no quiso darnos una respuesta. Entonces, le exigimos que llamase a un responsable político de su organización para que se hiciera presente allí y diese explicaciones ante los robos que sufrimos para ver como podíamos resolver esta cuestión. A pesar de que nos confirmaron que iban a venir, tras esperar más de dos horas la llegada de los responsables políticos de BN, decidimos irnos y resolver este problema a la mañana del sábado. El militante de BN se fue por su cuenta. A algunas cuadras de distancia, cuando nos estábamos yendo, nos encontramos con otros dos militantes de esta fuerza que nos dijeron que en Plaza Houssay se encontraba el resto de sus compañeros para charlar. Nos dirigimos hacia allí para hablar con ellos - por primera vez en las útlimas semanas nos aceptaban una reunión - , pero los encontramos en una disposición agresiva, varios de ellos portando caños de metal. No sólo nos amenazaron, sino que también revindicaron los últimos robos y destrucciones en FADU, Sociales y Filosofía y Letras. Lo más preocupante fue que la mitad de ellos no eran militantes estudiantiles, y por ende de BN, sino que eran personas de más de 30 años de otros frentes. Ante esta situación decidimos retirarnos del lugar para no resultar heridos.

 La militancia de base, los comunicados y las disputas políticas

Este comunicado fue enviado masivamente, llegándole a muchos activistas y organizaciones del campo popular, entre éstos últimos a espacios de base (comisiones abiertas, listas de asambleas, coordinaciones nacionales, etc.). No consideramos que corresponda utilizar estos canales de comunicación y coordinación para dirimir disputas inter-fuerzas. Lamentablemente, esta práctica es recurrente dentro de la militancia (hace unas semana sacamos un volante sobre esta actitud y la última asamblea de Sociales) y, como saben los compañeros y compañeras con los que nos encontramos en la lucha, siempre hemos mantenido este criterio: no obstruir el desarrollo de estos espacios con disputas insignificantes entre fuerzas. De esta manera, aunque hace ya una semana y media que nos robaron un armario y sus materiales, no fuimos a las asambleas, o comisiones de base, ni siquiera a las listas de mail, con esta denuncia.  Creemos en la necesidad de solucionar estas disputas mediante la charla, serena y responsable, de las diferencias. Repetidas veces hemos expresado nuestra voluntad de reunirnos para dividir los materiales y buscamos llegar a un acuerdo aceptable para ambas partes. Es más, expresamos nuestra voluntad de que llegásemos a una solución en el corto plazo. La respuesta que obtuvimos fue la apropiación de nuestros nuevos materiales.

 Lamentablemente, tenemos que ir en contra de nuestra orientación general para estos casos y rebatir estas acusaciones a través de los canales de comunicación por los que fueron difundidas.

 El origen de las diferencias y cómo continuar

Desde hace tiempo estamos preparando una historización del autodenominado “movimiento anarquista” - denominación que no compartimos - para poder mostrar, desde nuestro punto de vista, la razón de fondo de estas disputas sumamente innecesarias, desgastantes y exentas de cualquier tipo de peso de cara a lo importante: la militancia de base. En este sentido, creemos que los hechos presentes se fundamentan en diferencias profundas tanto de construcción, de estrategia, como de línea política y programa. Probablemente estos compañeros sigan sacando comunicados de este tenor. Sin lugar a dudas ellos consideran que realizar este tipo de comunicados forma una parte importante de su militancia. Creemos que nuestra mejor respuesta ante situaciones como esta no es otra que la militancia real y concreta. En esta semana que comienza hay diversas actividades de enorme relevancia para nuestra organización. Esperamos a todos los compañeros con interés en conocernos y construir desde abajo una izquierda clasista y libertaria.

 Durante cuatro días nos encontramos sin página web ya que hay compañeros que priorizan la destrucción del esfuerzo ajeno antes que la construcción propia. De esta manera, estos compañeros buscaron impedir que el FEL pudiera desmentir las gravísimas acusaciones lanzadas. Hoy, nuevamente podemos dar a conocer lo realmente sucedido a través de nuestra página.

 FRENTE DE ESTUDIANTES LIBERTARIOS

Responder

Escribe tu comentario sobre la nota.