Las Homologaciones de nuestros planes. Informe sobre las nuevas reformas

Published on septiembre 3rd, 2012

En las últimas semanas, estudiantes y docentes nos enteramos de que se acercaban nuevas reformas a nuestros planes de estudios. Muchos de nosotros nos pusimos a estudiar sobre las mismas, y llegamos a la conclusión de que son un real problema para las carreras del Instituto. De allí que hemos buscado que se creen distintas instancias de participación (reuniones de Juntas Departamentales, Jornadas Institucionales, asambleas, etc.) para que el tema de difunda y así poder tomar todos una resolución con claridad.

Este material tiene como objetivo explicar en qué consisten estas reformas, sus orígenes, sus problemáticas, y cómo consideramos que es la manera de encarar el debate acerca de las mismas. Toda la información la sacamos de sitios oficiales, que pueden ser consultados vía digital por cualquiera. Creemos que más allá de la posición que cada uno asuma, es fundamental estar informado y poder tomar una decisión crítica y a conciencia de que esta cuestión afecta a la carrera en la que vamos a cursar (si el que lee es estudiante) o a dar clases (si quien lee es docente).

1) Origen de la reforma y bases de la homologación:

Explicado de manera simple, las homologaciones consisten en la creación de un sólo plan de estudios por carrera, en cada jurisdicción. La base de las mismas esta en la “Ley Nacional de Educación” y más específicamente en sus artículos 76 y 78 los cuales establecen:

- “ARTÍCULO 76.- Créase en el ámbito del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología el Instituto Nacional de Formación Docente como organismo responsable de: (…) d) Promover políticas nacionales y lineamientos básicos curriculares para la formación docente inicial y continua”.
- “ARTÍCULO 78 - El Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, en acuerdo con el Consejo Federal de Educación, establecerá los criterios para la regulación del sistema de formación docente y la implementación del proceso de acreditación y registro de los institutos superiores de formación docente, así como de la homologación y registro nacional de títulos y certificaciones”.

La ley establece una homologación de materias y contenidos mínimos, en vistas a planes a nivel nacional. Con esto se corre el riesgo directo de la pérdida de la libertad de cátedra (puesto que los planes y sus materias serían iguales en todos lados, dejando un 20% de libertad de cada terciario). A su vez, y mucho peor, existe la posibilidad de que la homologación implique el cierre de cursos, puesto que si las materias son iguales en todos lados, donde haya cursos pequeños se los fusionará con cursos más grandes (como viene pasando en Capital). Además el INFOD va a regular en pie de igualdad los planes de las instituciones públicas y las privadas, con lo cual se corre el riesgo de la injerencia de instituciones religiosas en la educación laica. Esto sin embargo no es el único problema.

Los lineamientos de las homologaciones aparecen extensamente explicados en la Resolución 24/07 del Consejo Federal de Educación y su anexo I. Aquí se marca que se debe incorporar el eje pedagógico al eje disciplinar. Esto implica más pedagógicas y menos especificidad (ya que dentro de los porcentajes normales de las específicas, ahora hay también pedagógicas). Esto se ve muy claramente en el punto 4, párrafo 47:
“47. Este campo curricular (el de formación específica) incluye los contenidos relativos a:
47.1. La/s disciplina/s específicas de enseñanza: una disciplina o campo disciplinario para el nivel de educación secundaria y la educación artística; distintas disciplinas para el nivel de educación inicial y de educación primaria y para la educación especial;
47.2. Las didácticas y las tecnologías de enseñanza particulares.
47.3. Los sujetos del aprendizaje correspondiente a la formación específica (infancia, adolescentes, jóvenes y adultos) y de las diferencias sociales e individuales, en medios sociales concretos“.

A esto se le suman una serie de modificaciones detalladas en la Resolución 38/09 (anexo I), que establecen que para hacer un profesorado con título en “Profesorado en Educación Superior” en x disciplina hay que tener la carga horaria mínima de 2860 horas reloj con una duración total de 5 años académicos. Esto es un aumento claro en la cursada de la mayoría de las carreras. Además reafirma la unificación del eje pedagógico al específico,. Esto se ve :
“ I- CONDICIONES CURRICULARES (…) 3- Inclusión del campo de la formación específica: a. formación disciplinar en la perspectiva de la enseñanza; b. especificidad política, institucional y pedagógica de la Educación Superior; c. reconocimiento del sujeto del nivel; d. didáctica del nivel;”

Además, se establece una evaluación constante tanto a los estudiantes y docentes, a través de una Comisión Nacional de Formación Docente, que va a crear en un futuro para medir el desempeño académico de los mismos. Esta situación está expresada en la Resolución 167/12 en su anexo “Plan Nacional de Formación Docente 1012- 2015”, punto II:
“A- Diseño federal del Sistema Nacional de Evaluación de la Formación Docente.
1. Definición de los criterios, mecanismos y procedimientos para la evaluación integrada e integral a partir de los resultados de los procesos en marcha.
2. Conformación de una Comisión Nacional de Evaluación de la Formación Docente“.
“C- Diseño e implementación de la evaluación integradora de los estudiantes de 2º, 3º y 4º años de la formación docente inicial.
1. Acuerdo federal sobre criterios de evaluación de los aprendizajes.
2. Elaboración federal de instrumentos de evaluación.
3. Implementación de la evaluación en todos los ISFD de gestión estatal y privada”.
“E- Diseño e implementación de los procesos de evaluación docente.
1. Acuerdo federal sobre criterios de evaluación “

Los plazos que se establecen para las homologaciones de los planes son extremadamente cortos, con lo cual no se da tiempo para que la comunidad educativa pueda discutir. Según el Segundo plan de fortalecimiento jurisdiccional del INFOD en el punto de renovación de los diseños curriculares:
“1.2 Elaborar los Diseños Curriculares para los profesorados de nivel secundario; de modo tal que las provincias cuenten con borradores finales de los mismos a inicios del 2013.”

En síntesis, como se observa en las citas que colocamos arriba la homologación implicaría, en un plazo de 1 año:

- Aumento de las pedagógicas y disminución del contenido específico de cada carrera.
- Aumento de la cantidad horaria (2860 hs reloj como mínimo) y años de cursada (5 años).
- Inestabilidad laboral para los docentes (posible cierre de cursos y evaluación permanente).
- Injerencia de la educación privada en la educación pública.
- Anulación casi total de la libertad de cátedra.

Links:

http://www.me.gov.ar/consejo/resoluciones/cf_resoluciones.html

http://portales.educacion.gov.ar/infd/fortalecimiento-jurisdiccional/

http://www.me.gov.ar/doc_pdf/ley_de_educ_nac.pdf

2) Problemas de su aplicación en el Joaquín:

La homologación es un proyecto del cual nos hemos enterado hace relativamente poco. A pesar de que existe objetivamente hace tiempo, en las últimas semanas ha salido a la luz la voluntad del INFOD de avanzar en el corto plazo en la implementación del mismo. Los plazos que tendría esta homologación son: a marzo del 2013 para tener un borrador, y a diciembre del 2013 para tener el proyecto final.

El rectorado envió a las profesoras Teresa Loiácono (vicerrectora del Joaquín y profesora de la carrera de matemática) y Liliana Leslabay (Jefa de Departamento y docente del departamento de Filosofía, Psicología y Ciencias de la educación), a las reuniones en el INFOD; donde se discutió este tema de las homologaciones, y en las cuales se avanzó en definiciones de suma importancia, como las materias que formarían el eje común. Esta decisión fue informada al Consejo Directivo, aunque el mismo no se pronunció al respecto (es decir que la Institución no autorizó a la participación de las profesoras en las negociaciones).

Estas dos profesoras participaron de reuniones, discutieron y tomaron definiciones que no sólo pasan por encima de todo el Joaquín, sino que además implica cuestiones tan problemáticas como la pérdida de puestos docentes, así como el vaciamiento de las carreras de todo el Instituto. Ambas dos se han manifestado a favor de la homologación, tanto de palabra como a través de sus acciones. Esto es realmente grave, como marcamos más arriba, y sabemos que las 2 docentes conocen lo que implica la homologación. Inclusive no quisieron que participemos de las reuniones, lo cual es una muestra de falta de interés por el debate democrático.

De todas estas cuestiones al resto de la comunidad educativa no se nos informó hasta que la situación estaba sumamente avanzada. Resulta problemático que hayamos tenido que presionar al rectorado para que garantice finalmente jornadas institucionales para poder difundir y desde allí discutir qué hacer. Se combina entonces una acción profundamente antidemocrática, con un real ataque a las condiciones de trabajo y cursada en el Joaquín, que afectará tanto a docentes como estudiantes.

Pero sin duda la cuestión más grave es que de la mano de la homologación, vino una planteo de Graciela Leclerc (directora de formación docente del INFOD) de que si no homologamos para fines de este año, existen riesgos de que no tengamos validez nacional. Por supuesto estos son amenazas y no certezas, pero es nuevamente la excusa con la que buscan apurarnos para que aprobemos las reformas que ellos quieren.

Consideramos que el problema no pasa por tener un criterio unificado a nivel nacional. Eso en abstracto puede estar bien o mal. De lo que se trata es de evaluar en qué consiste dicho criterio, en concreto. Lo que nos muestran los decretos y la misma Ley Nacional es que la homologación, y lo que viene luego, no será progresivo para la educación pública, sino todo lo contrario. Por eso, de la mano del análisis de los orígenes y problemas de la homologación, queremos plantear a modo de cierre cuales creemos que pueden algunas posiciones superadoras a lo que se nos viene queriendo imponer.

3) Algunos posibles caminos para avanzar:

Ante la problemática que nos plantea la homologación actual, y la forma antidemocrática en la que actuaron nuestras autoridades creemos que es importante no quedarse en la mera queja o denuncia pasiva, sino hacer una propuesta superadora. Vemos también importante que esta parta de un análisis y conocimiento detallado de la misma, como lo hemos hecho en este material. Para avanzar, proponemos estos 4 puntos que explicamos a continuación, que son una base para que el Joaquín pueda pararse frente al proceso de reformas que se abre.

- Antes de discutir cualquier tipo de cuestión sobre reformas y homologaciones, creemos importante tener una garantía real de que no se juega con nuestra validez nacional. De lo contrario la discusión se ve profundamente condicionada, siendo el quite de la validez una literal extorsión, que nos obliga a homologar totalmente bajo las condiciones que quiere el INFOD (ya que nadie está dispuesto a perder el título nacional).

- A su vez es importante retomar la cuestión de la autonomía. Según nuestro reglamento orgánico como Instituto, en el Joaquín V. González tenemos autonomía para elegir nuestros planes de estudio (punto 1 del Reglamento Orgánico). Sin embargo, es una realidad que hoy en día esa autonomía no es más que formal. El INFOD establece según su visión cómo debe ser el plan (sin participación de la comunidad educativa de nuestro terciario), con lo cual más que defender un autonomía que no tenemos, debemos buscar recuperar la misma, para poder definir qué planes necesitamos.

- Por otro lado, en base a lo que desarrollamos arriba vemos que las homologaciones son negativas para nuestras carreras, y que por ende es necesario que la comunidad educativa se declare en contra de las mismas. Creemos que esto debe verse expresado, entre otras instancias, en una resolución de Consejo Directivo que rechace el proyecto de homologación. Necesitamos sin embargo tiempo para poder informarnos como comunidad educativa, y a partir de allí tomar una decisión al respecto de las homologaciones. Para eso hace falta plazos más largos que los que quiere el INFOD.

- Por último, no queremos la autonomía para una mera defensa de los planes vigentes. Creemos que estos son una traba para tener carreras cursables y de calidad, debido a sus extensivas correlatividades, carga horaria, materias absurdas, y demás problemas que tienen las diversas carreras. Por eso consideramos que la autonomía del Joaquín tiene que ser una herramienta para discutir planes que sean mejores para el Instituto, en el marco de garantizar una educación pública, laica y de calidad. De allí que la autonomía no es algo formal, sino una autonomía que vaya de la mano de instancias democráticas que nos permitan expresarnos tanto a docentes como estudiantes, y así definir entre todos los planes que necesitamos.

La Maza

“Desde Abajo y a la Izquierda”

Frente de Estudiantes Libertarios + La Martedí + Independientes