En Audiovisuales: Defendamos lo que es nuestro

Published on abril 14th, 2013

¿Como andan las cosas en el IUNA Audiovisuales?

En audiovisuales los estudiantes empezamos el 2013 enfrentando nuevos problemas. Las autoridades de nuestro departamento han optado por desconocer los compromisos pactados luego de la lucha del 2012, y avanzaron sobre nuestro calendario académico. No hace falta dar muchas vueltas para afirmar que esa situación nos afecta directamente a los estudiantes, a los contenidos y en gran medida al claustro docente. Cuando hablamos de reforma de los planes de estudios, no hablamos sólo de recorte de los contenidos. También hablamos de discutir de manera democrática cualquier reforma, y no de manera unilateral como lo hicieron las autoridades (aprobando el calendario académico en el consejo departamental a la ligera y sin presentar las grillas con ofertas y horarios).

En este proceso el rectorado recortó el cuatrimestre, que ahora pasó a ser un trimestre. A su vez, llevaría a los seis niveles de las materias “Otaa II” (antes obligatorios) a la categoría de optativas complementarias, según el plan de estudios aprobado por el Ministerio de Educación en 2005 (pero aparentemente cajoneado hasta ahora). Por último, debemos mencionar su intento de frenar el ingreso a los estudiantes del CPU del año 2012, sacándoles mesas de examen con el objetivo de hacerlos recursar las materias adeudadas. Todos estos cambios regresivos a nuestras espaldas nos llevan a pensar de manera concreta lo antidemocráticos que son actualmente los órganos de cogobierno, así como la nula defensa de los puestos de trabajo que realiza el sindicato docente (Adiuna).

¿De dónde viene todo esto?

La lucha del 2012, que incluyó movilizaciones, sentadas, asambleas, marchas y la toma de la sede de Rocamora, tuvo como resultado los compromisos firmados por las autoridades del departamento, en la reunión extraordinaria del consejo departamental del 24 de octubre. Entre estos tenemos el aumento del presupuesto ordinario para asegurar la doble o triple franja horaria, contratación de personal docente para garantizarla, y de personal no-docente (mantenimiento, técnica, administración); el pago de los sueldos adeudados a los docentes; el rechazo al trabajo ad-honorem; la voluntad de convocar a concursos públicos a los docentes y así garantizar el porcentaje de docentes ordinarios concursados establecido en la Ley 24521 (70%); la reincorporación de la materia Guión Colectivo al programa, así como garantizar que ninguna asignatura obligatoria pase a optativa o se convierta en actividad de extensión, posgrado o seminarios pagos; la presentación de informes y balances del presupuesto del departamento que incluyera la ejecución de dichos fondos, del plan plurianual así como cualquier otra fuente de ingreso (fuente 12, los posgrados, etc.); la ejecución de la totalidad de los fondos del plan plurianual garantizando la compra de equipos, las refacciones necesarias en Yatay y Rocamora y la puesta en marcha de la construcción del Set en Rocamora; la garantía del acceso de los alumnos al laboratorio de sonido, así como a la totalidad de sus equipos; un informe detallado de las actividades y resultados del Centro de Producción Audiovisual (CPA); la conformación de una comisión interclaustros para estudiar los seguros patrimoniales de los equipos, para posibilitar la autorización para uso dentro y fuera de las sedes.

¿Qué es el FeL? Nuestra propuesta para el IUNA

Como Frente de Estudiantes Libertarios creemos fundamental la construcción de un movimiento estudiantil de masas, que tenga continuidad en el tiempo, y que pueda aportar desde su especificidad a la lucha del pueblo trabajador.

En este sentido: ¿por qué es necesario tener presentes los compromisos marcados? Ante el camino recorrido hasta el día de hoy en el IUNA, creemos necesario hacer un aprendizaje de los conflictos pasados: si queremos plantear políticas de cara al conjunto de los estudiantes, que realmente apunten generar procesos de cambio, no podemos dedicarnos a tener una política de gueto, reducida a quienes ya tienen conciencia hoy de la necesidad de un cambio profundo. El señalar con el dedo a los responsables políticos del deterioro educativo, no necesariamente garantiza que el estudiantado se sume a la lucha. Por el contrario, la experiencia muestra que para que más estudiantes sientan interés en participar, debemos esforzarnos por encontrar soluciones a los problemas que cotidianamente nos afectan. Es la experiencia de la lucha la que nos permite comprender en carne propia que nuestros problemas tienen una causa política profunda, que supera al lugar específico donde estudiamos.

Como FeL consideramos que esta misma experiencia debe ser acompañada de un organización verdaderamente democrática como estudiantes. Esto es vital, ya que no existen cambios profundos posibles sin que el conjunto del estudiantado los tome en sus manos. Por ende creemos que la disputa política que debemos dar en cada trinchera del IUNA, debe pasar por generar más participación estudiantil en pos de transformar nuestras condiciones de cursada hoy, y nuestra educación el día de mañana. Esto abarca la democratización no sólo de nuestro Centro, sino también de los organismos de cogobierno, que muestran hoy su peor rostro. De lo contrario no podremos hacer frente al vaciamiento educativo que sufre el Instituto.

Creemos que estas son tareas vitales para aportar a la construcción de un sujeto estudiantil activo en el IUNA. La experiencia nos ha mostrado los límites de la política abstracta, y hoy el desafío pasa por apostar a llegar al conjunto de los estudiantes. Las condiciones desastrosas de nuestro Instituto son propicias para esta forma de pensar la militancia, pero debemos superar nuestras propias barreras. Sólo así podremos aportar nuestro granito de arena a la reconstrucción de un movimiento estudiantil que luche por sus derechos, teniendo como norte la construcción de poder popular y una nueva sociedad. Nuestra lucha hoy por la defensa de la educación pública va ligada a nuestro objetivo de superación de la sociedad capitalista.

¡Vamos por el cumplimiento total de los compromisos pactados en el 2012!
¡Defendamos un IUNA público y de calidad!